Capítulo 13: Reuniéndose secretamente

Comenzó una brisa fría durante la noche ya que se acercaba el otoño, haciendo el clima más frío día con día. La Capital Ding se encontraba en el Norte, haciendo el frío más sorprendente.

Bajo la luz, la joven dama sostenía un libro mientras lo leía lentamente recostada contra el diván. Ella no sabía que el té a su lado se había enfriado mientras seguía leyendo su libro en un trance.

Bai Lu miró absorta a su joven lady, como si en el corto tiempo de una noche, su joven lady se hubiese vuelto diferente a la de antes. Incluso ahora que se encontraba leyendo silenciosamente era inusual, ya que Shen Miao antes odiaba leer. Pero ahora con dicha apariencia, si ella no supiera que es su joven lady, Bai Lu hubiese pensado que se había cruzado con alguna noble Furen.

Bai Lu realmente no entendía como una joven lady podría tener tan imponente aire mientras permanecía en su posición en un trance. Ella solo salió de él cuando Shuang Jiang caminó hacia ella y la tocó para regañarla silenciosamente, “¿Para qué pararse tontamente aquí?”, ella caminó y colocó una capa alrededor de Shen Miao y aconsejo cálidamente, “Guniang, parece que ya no es temprano y necesita ir mañana a Guang Wen Tang. Sería mejor descansar temprano”.

Shen Miao sacudió su cabeza, “Vayan y descansen primero, leeré por un rato más”.

Qué clase de razonamiento era ese, para qué una ama no durmiese mientras una sirvienta descansa. Shuang Jiang no podía hacer nada y quería persuadirla de nuevo, pero fue detenida por Gu Yu quien estaba cambiando el té y salieron al cuarto de afuera con Bai Lu.

“¿Gu Yu, qué es?”, Bai Lu no entendía, “La salud de Guniang acaba de mejorar, ¿por qué no has ido a persuadirla?”

“¿Cómo no persuadí?”, la cabeza de Gu Yu dolía, “¿La Guniang actual escucharía a mis palabras? Ha estado leyendo libros por un día entero y sungo que debe ser la tarea de su Maestro, y Guniang ha decidido completarla. ¿Qué otra elección tengo?”, ella miró a la recámara preocupada. Cuando ella era tímida, ella siempre querría un consejo de otros. Ahora que ya no era tímida, cuando ella tomaba una decisión, nadie se atrevía a contradecirla. Ya que ella la servía de cerca, Gu Yu sentía que cada orden de Shen Miao, ni una se atrevía a negar.

Hablando solo con sencillez de esa manera, también revelaría una postura imponente. Incluso cuando Laoye entraba en furia, no era tan aterrador como esto, Gu Yu suspiró.

En la recámara, Shen Miao todavía estaba leyendo.

Ella estaba leyendo seriamente y no dejó ningún detalle atrás. Si uno fuese a ver en detalle, ellos encontrarían que el libro que sostenía era “Los Anales Oficiales de Ming Qi”. Aparte de los grandes eventos desde la fundación del país hasta el Ming Qi actual, ella solo era familiar con los eventos que pasarían en las siguientes décadas, para así preparar algunos métodos para prevenir que las tragedias ocurran. Pero antes de esto, ella debe encontrar quienes eran las familias vasallas y cuál era su situación actual.

Los pasos del Emperador para erradicar estas familias se encontraban mucho más cerca. De acuerdo a lo que Shen Miao recordaba, si no había otros percances, habrá una gran catástrofe el siguiente mes. Ya que el enemigo de mi enemigo es mi amigo, si estas familias vasallas alcanzan su final, pronto sería el turno de la familia Shen.

Antes del regreso de Shen Xin, la residencia Shen solo podía ser mantenida por ella y también se tiene que defender en contra de esos lobos de los Aposentos Este.

La suposición de Shen Miao era acertada, ya que esa noche Gui Momo entró a Rong Jing Tang. Ella llevó las especialidades que ella trajo de regreso de su salida, pero fue Zhang Mama, quien trabaja al lado de Shen Lao Furen quien fue llamada por ella, mientras se mantenía hablando de la forma desobediente de Shen Miao y de cómo lanzaba palabras de enojo frecuentemente.

Como no sabría Zhang Mama la intención que tenía. Después de acompañarla diciendo algunas palabras algo neutrales, Gui Momo le pidió a Zhang Mama que dijera algunas buenas palabras sobre ella frente Shen Lao Furen antes de irse.

Justo cuando salió de los aposentos Rong Qing Tang, ella vio a la sirvienta de Ren Wan Yun, Xiang Lan caminando hacia ella. Cuando ella la vio, ella le sonrió, “Gui Momo, estaba buscando por usted”.

“Oh”. Cuando Gui Momo entrecerró sus ojos para ver y vio a Xiang Lan, ella también sonrió, “¿Por qué Miss Xiang Liang busca por mí?”

“No es de gran importancia”. Xiang Lan caminó y haló del brazo de Gui Momo, “Es solo que nuestra Madam oyó que conoces un lugar que vende colorete y el colorete era especialmente lindo, así que llamó por ti para preguntar en donde puede comprar ese colorete”.

Esto era obviamente una excusa indicando que Ren Wan Yun estaba buscando por Gui Momo para tener algunas palabras privadas. Gui Momo estaba bien enterada de ello y fue con Xiang Lan, “Esto es un asunto pequeño. Si Madam quiere escucharlo, le diré a Madam el lugar. Hablando de ese colorete, muchas jóvenes ladies y madams de las familias de los Funcionarios aman usarlo…”

Siguiendo a Xiang Lan hacia Cai Yun Yuan, las sirvientas de fuera ya habían sido enviadas lejos.

Ren Wan Yun se sentó en el diván. Como Shen Er Laoye aún se encontraba fuera divirtiéndose y todavía tenía por regresar, ella se encontraba haciendo algo de bordado casualmente y lo más probable era que estaba bordando las orillas de una bolsa, pero también estaba comiendo del plato de uvas a su lado.

Este era un item raro ya que uno no sería capaz de encontrar algunas uvas en la Capital Ding en esta estación. Solo Er Laoye poseía la habilidad para obtener una canasta de ellas para dejar a las mujeres en sus aposentos comer.

Gui Momo bufó en su corazón. Aunque en la superficie la Segunda Casa no trataba mal a la Primera Casa, lo que sea que Shen Miao usara y comiera solo lucia magnifico en la superficie pero eran como las cosas que las familias Mercaderes no eran capaces de vender. Y en la cuestión de comida, Shen Miao no tenía la oportunidad de comer uvas.

Mientras estaba pensando sobre ello, Ren Wan Yun al fin puso abajo el bordado en su mano y dijo, “Gui Momo”.

Gui Momo se recuperó rápidamente y contestó, “Mistress, lao nuben está aquí”.

Ren Wan Yun ya tenía cuarenta años de edad y aunque ella se había mantenido excelentemente, aun así había líneas tenues en las esquinas de sus ojos. Pero cuando ella se sentaba ahí, vistiendo ropas hechas de buen material y sus modales que eran como los de la Furen que estaba a cargo de su residencia, incluso si ella sonreía, había una apariencia imponente.

Ella dijo, “Oí que has regresado. Como la salud de Xiao Wu apenas se ha recobrado, necesitas tomar buen cuidado de ella”.

Gui Momo empezó a burlarse en su corazón, quien no sabía que los Aposentos Este no podían esperar para que los Aposentos Oeste estuvieran en problemas, y como podría Ren Wan Yun tener tan buenas intenciones. Todo era para engañar a otros. Sin duda, Ren Wan Yun continuó, “En estos días, Xiao Wu probablemente no se ha sentido feliz sobre el asunto de caer en el agua y desde que Da Ge y Da Sao no están alrededor, lo que sea que yo, como la Shen Shen haga estará mal. Si uno fuese a oír algo, solo podría ser oído de ti”.

Esto quería decir que Ren Wan Yun quería que Gui Momo le dijese cada movimiento de Shen Miao.

Gui Momo dijo rápidamente, “Es la fortuna de Wu Guniang el tener la preocupación de Madam. Pero por lo que lao nuben ve, Wu Guniang está verdaderamente enojada sobre el asunto de caer al agua. La situación en días recientes a cambio algo, ya que también se ha distanciado de lao nuben. Sin tocar otros asuntos, solo hoy, lao nuben fue castigada y perdió tres meses de salario por nada”. Ella frunció, “Lao nuben ha oído que Wu Guniang ha caído en el agua y estaba tan ansiosa que no me preocupe de que mi nieto estuviese todavía enfermo, pero quien iba a pensar que Wu Guniang iba a arremeter contra lao nuben, haciendo que el corazón de lao nuben no esté tranquilo”.

Ren Wan Yun se encontraba bastante impaciente para escuchar asuntos no relacionados y preguntó, “Al final, todavía es por su corazón. Entonces, ¿cuál es la opinión de Gui Momo, hubo algún cambio en la actitud de Xiao Wu hacia Su Alteza Ding Wang?”

Esto era lo que ella quería preguntar más.

Los ojos de Gui Momo se voltearon y preguntó, “Wu Guniang parece querer pintar una línea con Su Alteza Ding Wang y no quería que lao nuben lo mencionase hoy. Pero lao nuben ha seguido a Wu Guniang por muchos años y entiende su temperamento. Con respecto al asunto de Su Alteza Ding Wang, Wu Guniang no se dará por vencida así de fácil. Estas palabras solo fueron dichas en la exasperación de una joven dama y no pueden ser tomadas como la verdad”.

Mientras las palabras fueron dichas, una apariencia cruel apareció en el rostro de Ren Wan Yun.


AnteriorÍndice | Siguiente

Glosario