Traducido por BadHook

_____________________________________________________________

Capítulo 31: Reuniendo a los Demonios

“Reúne a los demonios”. Tigre Blanco ordenó con calma.

“Sí, Rey Tigre Blanco”. Un líder demoníaco sacó una trompeta que colgaba de su cintura. También era un Artefacto Especial Dharmico.

“Wu-”

El profundo sonido de la trompeta se extendió rápidamente gracias al poder demoniaco con el que se transmitió. Alcanzó una montaña tras otra y pronto, cubrió la totalidad de Montaña Diente Verde.

Montaña Diente Verde era la montaña más grande de todo el Condado Gran Supremacía. ¡Muchos demonios acechaban en ella y había más de mil de ellos! Ahora, con la trompeta sonando, estos demonios que la oían dejaban de hacer lo que estaban haciendo, ya fuera dormir, consumir carne humana o violar hembras humanas capturadas. Todos ellos se dirigieron hacia la fuente del sonido.

“El Dios del Agua ha dado su orden. Una vez que suene la trompeta, todos tienen que apresurarse para dar refuerzos”.

“Vamos”.

“Date prisa.”

La trompeta estaba en posesión del líder demoniaco de Montaña Diente Verde. Con ella podía reunir a todos los demonios.

Había demonios que corrían a través del bosque mientras que había otros demonios voladores que planeaban en el cielo con sus alas. Un número extremadamente reducido cavó bajo tierra para responder a la convocatoria.

Instantáneamente, todo tipo de demonios se precipitaron a la fuente de la señal a través de todo tipo de medios diferentes.

Debajo de Montaña Diente Verde.

Un enorme grupo de humanos y caballos avanzaban hacia delante.

“¿Oh?” El gobernador del condado abrió las cortinas de su carruaje y escuchó el profundo sonido de la trompeta, el cual venía desde lejos

El sonido de la trompeta era extremadamente profundo y dejó a los humanos con escalofríos después de oírlo.

“Este es el llamado de combate de Montaña Diente Verde”, dijo el Comandante Fang con toda seriedad. “Una vez que, todos los demonios de Montaña Diente Verde tienen que obedecer y apresurarse para proporcionar refuerzos. Parece que la batalla ha comenzado”.

“Todos los demonios de Montaña Diente Verde…”

El gobernador del condado sacudió levemente la cabeza.

Wen Chong dijo apresuradamente: “Comandante Fang, ¿Hay alguna forma de ayudarlos?”

El Comandante Fang dijo categóricamente: “Aunque el ejército de guardias personales que tenemos aquí está formado solo por elites, podrían matar un grupo de demonio si estuviéramos en tierra llana con formaciones militares y ballestas instaladas. Sin embargo, si entráramos en el bosque, no podríamos retomar nuestras formaciones. Terminaremos siendo rodeados y abrumados por los demonios. No duraremos mucho antes de que nuestro ejército de guardias personales sea masacrado por los demonios”.

“Después de todo, en términos de fuerza física, los demonios menores tienen fuerzas en el décimo nivel del Reino Refinamiento de Qi”. Dijo el comandante Fang con un suspiro.

El ejército de guardias contaba de 600 personas. La mayoría de ellos se encontraban en el Quinto o Sexto Nivel del Refinamiento de Qi. Una minoría de ellos estaba en el Séptimo u Octavo Nivel del Refinamiento de Qi mientras que había un puñado que había abierto la puerta de la inmortalidad.

Sin embargo, incluso el demonio más débil tenía una fuerza que podía igualar a los del Décimo Nivel del Refinamiento de Qi. La gente que había abierto la puerta de la inmortalidad, como por ejemplo, Jia Huairen, que había cultivado durante bastante tiempo, sólo podía soportar el ataque de unos pocos demonios con armas encantadas.

“Además, tienen más de mil demonios. Algunos pueden excavar en la tierra, mientras que otros pueden volar. Algunos son invisibles, así que no carecen de medios”. El Comandante Fang sacudió la cabeza. “Estaremos cortejando a la muerte si entramos en el bosque. Sólo a través de una formación militar y una gran variedad de ballestas podríamos lidiar con ellos”.

“Esperemos”.

El Gobernador del condado dijo mientras miraba a la enorme montaña frente a él, cuya larga masa rocosa llegó hasta las nubes.

******

Y del otro lado.

Valle del Lago Neblinoso.

La expresión de Qin Yun y Yi Xiao cambió cuando oyeron la trompeta.

Qin Yun se apresuró a enviar una transmisión de voz. “Este es el llamado al combate de Montaña Diente Verde. Una vez que suene, todos los demonios de Montaña Diente Verde  se precipitaran hacia aquí. Podría haber más de mil”.

“Me he enterado de ello en el pasado.” La expresión de Yi Xiao era solemne. “Un demonio no es nada de lo que hablar, pero los humanos tendemos a tener cuerpos más débiles. Incluso los ataques de demonios ordinarios no son algo que podamos soportar. Más de cien demonios son lo suficientemente aterradores. Tener más de mil… una vez que estemos rodeados, no hay forma de defenderse de ellos”.

“Tomará tiempo para que mil demonios lleguen aquí. Pueden parecer aterradores, pero la amenaza que representan es bastante baja. El más problemático es este tigre demoniaco”. La voz de Qin Yun fue solemne cuando dijo: “Este tigre demoniaco es un gran demonio de la Cima Viento Negro del Condado Montaña Estable. Tiene bajo su mando tres mil demonios menores y tiene los Artefactos Dharmicos, las Rocas Wind Thunder. ¡Los típicos líderes demoniacos serían inmediatamente aplastados hasta la muerte si fueran golpeados por las Nueve Rocas Wind Thunder! Los humanos tenemos un físico extremadamente débil. Incluso los expertos en el Reino Núcleo Falso Congénito deben tener mucho cuidado para no ser golpeados por ellas. Dentro de un tiempo, tienes que tener cuidado. Puede que use las Rocas Wind Thunder para lidiar contigo”.

“Muy bien.” Yi Xiao también lo entendió. Anteriormente ella solo se había enfrentado a Tres Rocas Wind Thunder.

Si las nueve se apresuraban a atacarla, la amenaza que representaban naturalmente aumentaría exponencialmente.

“Aquellas rocas son sólo sus ataques más ordinarios.”

“Como dice el refrán, las nubes siguen a los dragones, mientras que los vientos siguen a los tigres. Cualquier tigre demoniaco es capaz de comandar el viento. No hay necesidad de complicarse con Tigre Blanco. ¡Una vez que manda los vientos, puede volar! Incluso en las peleas entre demonios, su velocidad es mucho más rápida que la de los demonios del Reino Congénito. Según lo que sé, incluso la velocidad del Dios del Agua es sólo la mitad de la suya. Su velocidad es el aspecto más aterrador de él. Lo retendré lo mejor que pueda, pero el es demasiado veloz. Quizá no podamos detenerlo. Tienes que tener cuidado.”

“Además, vigila su formidable cuerpo. Los tigres son considerados el rey de las bestias. Cuando los tigres se convierten en demonios, son naturalmente mucho más poderosos que los demonios ordinarios. Además, él ya ha entrado en el Reino Congénito. Este tigre demoniaco también cultiva en los métodos físicos Dharmicos, dándole una fuerza extremadamente poderosa. Él puede incluso resistir tu Dharma de los Cinco Relámpagos Elementales, lo que es evidencia de lo fuerte que es su físico. Con sus hachas duales, es capaz de romper los Tesoros Dharmicos de los cultivadores ordinarios”.

Cuando Yi Xiao escuchó eso, su expresión cambió un poco. La información que ella tenía no era tan detallada como la que le proporciono Qin Yun.

Tigre Blanco se quedó allí e hizo que las Nueve Rocas Wind Thunder volvieran.

Los sonidos de la trompeta se detuvieron.

Tigre Blanco inmediatamente gritó, “Subordinados, presten atención a mis órdenes. Vayan, maten al humano y al demonio que han huido. En cuanto a estos dos jóvenes, me encargaré de ellos personalmente”.

“Sí, Rey Tigre Blanco”.

“¡Matar!”

“¡Matar a esos dos!”

Inmediatamente, todos los demonios esparcidos en el valle gritaron al unísono. Incluso había algunos que ya estaban a lo largo de la montaña o en la cima. Estos demonios rugieron mientras rodeaban a Jia Huairen y al Tío Qian.

“Estamos acabados”. Jia Huairen corría frenéticamente, pero sólo había llegado a la ladera de la montaña. Ahora, al ver un gran número de demonios que se acercaban a él, no pudo evitar el pánico.

“Huairen, concéntrate en correr. Es mejor que corras lo más rápido posible”. Aunque el Tío Qian fue herido gravemente, pudo perseguirlo. Su velocidad era claramente más del doble de la de Jia Huairen. Acortaba constantemente la brecha entre él y Jia Huairen.

“¡Tío Qian, sálvame! ¡Sálvame!” Jia Huairen estaba huyendo desesperadamente, pero seguía estando extremadamente ansioso.

Después de todo, más de cien demonios lo perseguían. Incluso un discípulo de una secta superior como Yi Xiao había entrado en pánico, y mucho menos un débil cultivador como Jia Huairen.

“¡Corre!”

El Tío Qian estaba frenético. Incluso si estuviera completamente bien, eventualmente sería destrozado por los cien demonios si se enfrentara solo a ellos. Ahora, todavía necesitaba proteger a Huairen… ¡Lo único que podía hacer era luchar contra ellos! Al usar el tiempo necesario para que los demonios se precipitaran desde cada extremo del valle, tuvo que aprovechar todas las oportunidades para hacer lo mejor que pudiera.

“Pensé que con el Joven Maestro Qin y la Señorita Yi alrededor, no sería problemático aunque nos enfrentemos a más de cien demonios. Ahora, sólo estamos Huairen y yo lidiando con ellos, además estoy gravemente herido. Probablemente no podré vivir más tiempo. Sin embargo, incluso si yo muero, ¡Tengo que asegurarme de que Huairen escape!” El rostro del Tío Qian tenía una expresión feroz.

Los otros demonios en el valle comenzaron a correr hacia Jia Huairen y su sirviente con una intención asesina.

En cuanto al otro bando, ¡Qin Yun y Yi Xiao tuvieron que enfrentarse a un enemigo! Sin embargo, este enemigo era más aterrador que cien demonios.

Tigre Blanco sonrió con una sonrisa mientras se burlaba. Su risa resonó como un trueno. “Uno es excelente en espadas. Si no me equivoco, debes venir de un linaje inmortal de espadas. En cuanto a la otra, ¡Eso es el Dharma de los Cinco Relámpagos Elementales! Ambos son discípulos de sectas superiores. Nunca esperé encontrarme con dos discípulos de las sectas superiores en un lugar tan pequeño como Montaña Diente Verde. Si puedo matarlos a los dos, será una ocasión feliz”.

“Ahora, ¿Están listos para morir?” Dijo Tigre Blanco con una sonrisa.

Mientras su cuerpo destellaba, instantáneamente se movió.

Sus ropas comenzaron a rasgarse a medida que crecía hasta una altura de seis metros. Estaba cubierto de pieles blancas y había una cabeza de tigre sobre su torso. Sus brazos eran más gruesos que los pilares de los edificios. Sus muslos eran algo que una persona normal no sería capaz de abrazar. ¡Incluso la pared del patio sólo alcanzaba la altura de sus rodillas! Había vientos negros aullando naturalmente a su alrededor.

Extendió sus brazos, enviando una fuerte ráfaga de viento, envolviendo las dos hachas que estaban en el patio. Tenían dos metros de largo. Sin embargo, cuando Tigre Blanco las usaba, las dos hachas parecían de un tamaño normal.

Los aterradores ojos dorados de Tigre Blanco miraron al lejano Qin Yun y Yi Xiao. Se rió terroríficamente. “¿Discípulos de una secta superior? ¡Adoro matar discípulos humanos de una secta como la de ustedes! ¡Vengan y conozcan a su creador!” [¹]

En ese momento, la fruta espiritual era la menor de sus preocupaciones.

¡Tigre Blanco quería matar a esos discípulos de las sectas superiores!

Dio un paso adelante.

¡Boom!

¡El aire se desgarró!

Su figura se movía tan rápido como si fuera un meteoro cayendo hacia la tierra.

¡Las nubes siguen a los dragones, mientras que los vientos siguen a los tigres! Tigre Blanco avanzo mientras el viento negro aullaba. Un solo paso le permitió atravesar cientos de metros. En tres pasos, había llegado delante de Qin Yun y Yi Xiao. En términos de velocidad, su velocidad era de dos a tres veces mayor que la de los Amuletos Talismán Transversal Divino de Qin Yun. Los demonios a lo lejos aún corrían hacia Jia Huairen y su sirviente. En cuanto a Tigre Blanco, había aparecido instantáneamente frente a Qin Yun y Yi Xiao.

.”Es demasiado rápido”. La tranquila expresión de Yi Xiao también reveló una mirada de alarma. Tal velocidad daba demasiado miedo. Usó toda su fuerza para esquivar y con un revés, golpeo con su Relámpago Divino de los Cinco Elementos.

Sin embargo, Qin Yun se mantuvo firme.

Ya había esperado la velocidad de Tigre Blanco. Sin embargo, cuando la experimento por si mismo, sintió palpitar su corazón. ¡Fue demasiado aterradora! Esta velocidad hacía imposible escapar porque la diferencia de velocidad entre ellos era demasiado grande. También, si Tigre Blanco lo deseara, podía volar… Volar le haría más fácil perseguir al dúo. Por lo tanto, Qin Yun sólo podía enfrentarse a él de frente.

“¡Boom!”

El Relámpago Divino de los Cinco Elementos golpeó a Tigre Blanco, carbonizando grandes franjas de su blanca piel. Sin embargo, el ignoro ello y tenía una expresión aterrorizante. Sus pupilas doradas estaban llenas de intento asesino.

Qin Yun agarró su vaina con su mano izquierda mientras colocaba su mano derecha sobre la empuñadura de la espada. Con un pie delante del otro, se inclinó un poco.

Yi Xiao, quien había logrado escapar se alarmo cuando vio esto. Dijo apresuradamente con una transmisión de voz:”¡No lo ataques de frente!”

Sin embargo, Qin Yun se mantuvo allí mismo y esperó en silencio.

“¡Muere!” Tigre Blanco atacó con su enorme cuerpo que parecía una colina. Las hachas que eran más grandes que las casas normales caían con gran furia.

Qin Yun miró hacia el hacha que se dirigía hacia él. Sin parpadear, podía ver claramente la trayectoria de ambas hachas.

“¡Hum!” ¡Qin Yun se lanzó instantáneamente hacia delante y desenvaino su espada mientras un rayo de espada brillaba!

 

Notas del Traductor:

¹ Básicamente es lo mismo que decir “Tu padre”, “Tu abuelo”.

 

Anterior | Indice | Siguiente